close

La Copa América de 1935

Un 27 de enero pero de 1935, Uruguay se consagraba nuevamente campeón de América.  Luego de seis años sin torneos (el último se habíajugado en 1929) se volvió a disputar un Campeonato Sudamericano “Extra”, con motivo del centenario de la fundación de Nuestra Señora de Lima, capital del Perú.
 
Debido a los problemas entre Uruguay y Argentina ninguno de los dos utilizó las casacas oficiales. Nuestra selección lució de rojo con vivos blancos. Porque razón se dio esto: Los argentinos denunciaron haber recibido presiones y agresiones antes y durante la final del Mundial 1930 en el Centenario, lo que derivó en la ruptura de relaciones entre ambas asociaciones. Por eso fue que por varios años (1929 y 1935) no se jugó ninguna Copa América, cuando lo normal venía siendo que se disputara una por año, o cada dos años. Fue entonces que la Federación Peruana hizo gestiones para que las dos selecciones rioplatenses aceptaran volver a encontrarse en un torneo, con motivo del Centenario de fundación de la ciudad de Lima. Se llegó a un acuerdo, pero parte del mismo consistía en que ninguno de los dos equipos utilizara sus colores tradicionales. Fue así como Argentina vistió de blanco, y Uruguay con casaca roja. El éxito posterior en el certamen incidió para que durante mucho años, la casaca de alternativa de las Selecciones de Uruguay fuera roja con vivos blancos.
 
Participaron cuatro selecciones: Uruguay, Argentina, Perú y Chile. Cabe destacar que en aquella Copa, se autorizó, por primera vez y en forma experimental, la sustitución de jugadores durante los partidos.
 
En ésa edición de la Copa América, Uruguay contó con algunos de los campeones de 1930, a modo de repaso, José Nasazzi, Héctor Castro, Lorenzo Fernández y Enrique Ballestrero.  El 13 de enero en el estadio Nacional de Lima ante 28.000 personas, Uruguay debutó con victoria 1 - 0 ante el local. Se reeditaba, el partido debut de la “Celeste” en 1930 (ahora roja).
 
El gol del equipo que dirigía Raúl Blanco fue convertido por Héctor Castro cerca del final del partido. Cinco días después nuestra selección venció 2-1 a Chile. Comenzó ganando con gol de Aníbal Ciocca en el primer tiempo. Antes de los diez del segundo tiempo Chile igualó por medio de Carlos Giudice pero un minuto después Ciocca convirtió nuevamente dándole la victoria a Uruguay.
 
Argentina también ganó sus primeros dos encuentros  y llegaba a la final como favorita. Sin embargo Uruguay venció 3-0 en el partido final. Los goles fueron convertidos por Héctor Castro, Alberto Taboada y Aníbal Ciocca.
 
Aquel 27 de enero de 1935, el Técnico compatriota Blanco alineó la siguiente oncena: Enrique Ballestrero, José Nasazzi, Agenor Muñiz, Erebo Zunino (79’ Luis Denis), Lorenzo Fernández, Marcelino Pérez, Alberto Taboada, Aníbal Ciocca, Héctor Castro, Enrique Fernández y Braulio Castro. Según afirman varios historiadores, fue en este torneo cuando surgió la denominación de "Garra Charrúa", teniendo en cuenta la forma en la que los uruguayos lograron este título ante un rival que futbolísticamente había demostrado ser netamente superior.
 
La Selección Uruguaya conquistaba así, la séptima corona para Uruguay, inaugurándose en ese año, los primeros duelos a nivel del fútbol profesional. Fue la primera vez que los futbolistas cobraron. Recibieron 150 pesos de retribución, 2 pesos de viático por día y otros 5 para gastos, y además un premio estipulado de 30 pesos por partido ganado.